HISTORIA DE LA RESTAURACIÓN DE PORCELANA. TÉCNICAS ANTIGUAS


cdemoraes-restauración-de-porcelana
foto: Adolf-Erazmovich-Boiarskii,
restaurador de porcelana en China


La restauración de porcelana se transformó en una profesión importante en los países occidentales, a medida que avanzaba la popularidad de las piezas de porcelana, cerámica, loza, etc.

cdemoraes-restauracion-porcelana-ceramica
www.baboutines.com-restaurador de porcelana en Francia


cdemoraes-restauracion-de-porcelana
www.baboutines.com

Estos profesionales eran conocidos como china menders en Inglaterra y en Francia como recouseurs o raccommodeur de faïence et de porcelaine. Hay escritos curiosos sobre las técnicas utilizadas, cómo la utilización de una mezcla de aceite de oliva, clara de huevo, esmalte molido y tiza para mejorar los agujeros hechos para las lañas. Para la porcelana más finas se describe un adhesivo a base de una mezcla de clara de huevo y plomo blanco o cal viva.

Debido a la importancia de las piezas se desarrolló enseguida la profesión de restaurador de porcelana, cosa que no agradó a los fabricantes, que acudieron a los tribunales en un intento de prohibir la profesión. Los restauradores, apoyados por los ciudadanos, al final tuvieron el derecho de reparar porcelana.




GRAPAS


cdemoraes-restauración-cerámica
Foto: Garachon, Isabelle. (2010). Old Repairs of China and Glass. The Rijksmuseum Bulletin.  


Una leyenda cuenta que un gobernante militar, en el Japón del siglo XV, tenía un cuenco esmaltado de celadón chino muy antiguo que se rompió. Era tan precioso, y lo amaba tanto, que lo envió a China para ser reemplazado. Desafortunadamente, tal era su rareza, que el reemplazo era imposible, por lo que los chinos lo repararon. Volvió con agujeros perforados a cada lado de cada ruptura, con grapas de metal, manteniendo así los fragmentos juntos. Esta técnica mecánica china para reparar la cerámica finalmente se extendió desde el oeste al resto de Asia a través de la Ruta de la Seda.


 


Fotos: Garachon, Isabelle. (2010). Old Repairs of China and Glass. The Rijksmuseum Bulletin. Podemos ver las distintas técnicas de restauración utilizando  alambres o grapas 


Es un arte complejo, aunque el principio es simple: se hace un agujero a ambos lados de la rotura y se asegura con grapas metálicas. Las grapas podían ser de hierro, latón estañado o incluso plata.

Había dos métodos principales, uno más visible que el otro.

En el más visible se enhebra un alambre de metal fino por los agujeros perforados y se cierra girando los extremos, lo que hace una unión más fuerte.

En el otro método se perfora, pero no completamente, y se inserta una grapa en los dos agujeros. Esta técnica es más adecuado para objetos de superficie plana, lo conocemos en España cómo lañas.

cdemoraes-restauración -de-cerámica
Grapas. Jingdezhen, China, 1750. Foto Deborah L. Miller and Robert Hunter.

La precisión en la perforación es muy importante, los agujeros tenían que estar perfectamente alineados, en un ángulo de 90 grados con la grieta. Y para que fuera más resistente los agujeros deberían perforarse en un ángulo de 15 a 20 grados respecto a la fractura. Los remaches podían pintarse o introducirlos levemente en una ranura entre los agujeros.

Se cree que las grapas empiezan a utilizarse en China, ya en el siglo XVI hay descripciones sobre esas reparaciones y de cómo los reparadores hacían los agujeros con un taladro de diamante. En los siglos XVIII y XIX encontramos ilustraciones sobre este tipo de restauración.

También hay recetas para los adhesivos y rellenos utilizados en estas primeras intervenciones, a base de huevo, resinas naturales, ceras, aceites y colas animales. Existen numerosas referencias en escritos del siglo XVIII sobre el uso de una mezcla de cal viva y clara de huevo como adhesivo.

Para las reintegracines volumétricas se han encontrado materiales como metal o madera.

"China Burners"

Siglos XVIII y XIX. En Inglaterra, esta técnica es poco frecuente y era la especialidad de los "China Burners". El proceso consistía en recubrir los bordes de las piezas rotas con un esmalte de punto de fusión bajo.



Aunque la técnica se describe en varios libros del siglo XIX y se menciona en manuscritos chinos del siglo XVII, existen pocos otros ejemplos del uso de este procedimiento arriesgado para restaurar porcelana.

METAL

En los primeros grabados y pinturas que representan la vida doméstica estadounidense, hay varios casos de cerámica con boquillas y manijas que habían sido reemplazadas por estaño o plata, parece ser que algunos orfebres complementaron sus negocios con la restauración de porcelana.





Estas intervenciones a menudo eran simplemente para fines estéticos. Los propietarios de porcelanas y cerámicas preocupados por cómo sus recipientes combinaban con su decoración trataban a las piezas dándole gran importancia, ya que era un símbolo de riqueza. El añadido de un metal como la plata podía aumentar su valor.

Estas fotos he sacado de una pagina con ejemplos geniales Past Imperfect, os recomiendo.

KINTSUGI

El arte de reparar roturas y pérdidas en cerámica con laca y polvo de oro, se desarrolló en algún momento del siglo XVII. La laca (conocida como urushi y hecha de savia de árbol) se ha utilizado en Japón como adhesivo desde la antigüedad, pero el añadido de polvo de oro al adhesivo muestra cómo esta técnica llegó a involucrar tanto la utilidad como la estética de la pieza. Un símbolo sutil de riqueza.

Debido a la frecuencia con que se dejaban caer los cuencos de té, las "costuras doradas" de kintsugi finalmente se convirtieron en un atributo bastante estándar de las cerámicas de té japonesas tradicionales. Estas reparaciones fueron realizadas por especialistas en lacas, que generalmente se entrenaron en la técnica durante al menos una década.




Comentarios

Entradas populares de este blog

ADHESIVOS EPOXI PARA RESTAURACIÓN DE PORCELANA

PARALOID B 72 PARA ADHESIÓN DE CERÁMICAS POROSAS

DIFERENCIAS ENTRE CIANOACRILATO Y EPOXI COMO ADHESIVOS